HOJAS DE CHOCOLATE

hojas-de-chocolate

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 20 m

20 unidades aproximadamente según el tamaño de las hojas.

Alguna vez os habéis preguntado porque nos gusta tanto el chocolate? conocéis a alguien que no le guste? la verdad es que  todavía no me he encontrado con esa persona que me pueda decir que no le gusta.

Esta receta  de HOJAS DE CHOCOLATE te va a permitir pasar un rato entretenido, si quieres ayudado por los peques de la casa que se lo pasarán fenomenal y al final todos contentos con el “chocolate home made” o “chocolate casero“100% natural y con el que vas a sorprender  a todos…

El chocolate como casi seguro ya sabes es uno de los placeres gastronómicos más grandes del ser humano, el comer chocolate es una experiencia tanto para los niños, jóvenes y adultos  a la que caemos  rendidos ante su irresistible aroma, sabor y diferentes texturas al chocolate sea cuál sea su clase.

Aunque su origen milenario tiene muchas incógnitas, una de las leyendas que más ha cautivado al mundo ha sido la de la cultura azteca en la mitología prehispánica.

La leyenda cuenta que el Dios Azteca Quetzalcó le regaló el árbol de cacao a los hombres como recompensa por el amor y fidelidad de su esposa quien sacrificó su vida cuidando el lugar donde estaba escondido el tesoro de la ciudad que le habían entregado a su esposo.

La sangre de la princesa fertilizó la tierra y allí nació árbol del cacao. Su fruto era amargo, como el sufrimiento que había padecido la princesa, fuerte, como había sido ella ante la adversidad, y oscuro, como la sangre derramada.

Los Mayas lo llamaban “alimento de los dioses”, para ambas culturas era símbolo de abundancia utilizado en toda clase de rituales y se cree que ellos fueron los primeros en tomarlo.

Es así como trascendió a través de los años, se extendió por toda la tierra y el gran placer  y en algunos casos “adicción”que produce ha sido motivo de muchos estudios, igualmente su éxito se ve reflejado en las numerosas tiendas especializadas en la venta exclusiva de este producto.

Los especialistas aseguran que cuando se prueba, se da una conexión con el sentimiento de angustia, tristeza o irritabilidad, ya que produce una sustancia en el cerebro llamada triptofán vinculada a la serotonina, llamada también, hormona del placer y hormona del humor.

Sus beneficios para la salud van mas allá de la parte emocional, también actúa como protector cardiovascular, favorece la circulación, reduce la presión arterial, y baja la resistencia a la insulina entre otros.

El chocolate es divino, meloso, sensual, profundo, fuerte, suntuoso, gratificante, potente, denso, cremoso, seductor, sugestivo, rico, excesivo, sedoso, suave, lujoso, celestial. El chocolate es perdición, felicidad, placer, amor, éxtasis, fantasía… el chocolate nos hace malvados, culpables, pecadores, sanos, chics, felices” en palabras de Elaine Sherman, escritora norteamericana.

Pues entonces a comer chocolate !!! pero como todo en la vida con moderación .

Más recetas en el blog con chocolate:

Turrón de chocolate

Tarta espejo de chocolate

Plátanos cubiertos de chocolate

Tarta de Mango, queso y chocolate

Ingredientes

  • 1 tableta de chocolate blanco de 150 o 200gr
  • 1 pincel limpio
  • 25 hojas de hibiscus u otra planta de tamaño medio pero que estén firmen con los nervios bien pronunciados.

Explicación de la receta

  • Troceamos el chocolate y lo ponemos en un recipiente al baño maría a fuego lento para que se vaya deshaciendo muy despacio.
  • Mientras tanto las hojas que habremos seleccionado un rato antes las limpiamos con cuidado con un rozo de algodón mojado con un poco de agua para quitar alguna impureza, tierra, etc.
  • Las dejamos secar.
  • De vez en cuando con cuidado removemos un poco para que se vaya integrando todo el chocolate ya prácticamente deshecho.
  • Lo dejamos enfriar un poco, lo suficiente para que espese un poco nada más.
  • Colocamos las hojas extendidas en una zona cómoda para trabajar por la parte que vamos a pintarlas en la parte donde están los nervios.
  • Cogemos un pincel no muy gordo para poder retocar bien los bordes y empezamos a pintar las hojas con una capa más bien espesa y que cubra bien.
  • No importa que no quede igual por toda la hoja, porque la parte bonita que se verá va a ser la parte de los nervios.
  • Es importante que la capa no sea muy fina porque sino se nos romperá al retirar la hoja.
  • Una vez que las tengamos todas pintadas las colocamos de forma ordenada en una tabla y la metemos al congelador dependiendo del frío que tengamos una media de 45 a 60 minutos.
  • Las sacamos y las dejamos unos minutos a temperatura ambiente.
  • Empezamos con cuidado a separar cada hoja del chocolate y colocamos las hojas extendidas unos minutos
  • Ahora ya podemos comerlas y si sobra alguna las guardaremos  nevera en una caja cerrada herméticamente te durarán una semana sino os las habéis terminado antes.!

Recomendaciones

  • Estas  hojas se pueden realizar con chocolate negro, sin embargo con chocolate con leche lo intenté y fue un fiasco no se endurecía lo suficiente cómo para poder despegarlas en una única pieza.
  • Este tipo de hojas también las puedes utilizar para decorar tartas, bizcochos y le darán un toque muy vistoso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *