HUEVOS DE OCA CON TRUFA Y TIRAS DE JABUGO

Huevos de oca con trufa y jabugo

Dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 10 minutos

Personas: 1 huevo de oca por persona

Los huevos de oca  son los grandes desconocidos por la mayoría de la población, son huevos que destacan por su gran tamaño, un sabor intenso y una gruesa cáscara exterior que le proporciona una caducidad elevada de hasta dos meses.

Las ocas pasan largo tiempo pastoreando en libertad alimentándose de forma natural que hace que tengan un gran sabor a campo que recuerda al huevo tradicional de aldea.

Desde el punto de vista nutricional tiene un alto porcentaje de ácidos grasos insaturados, unido a un alto contenido en minerales como el hierro, zinc, potasio, fósforo y magnesio.

Además contienen vitaminas A, B y E así como propiedades antioxidantes que lo convierten en un alimento saludable.

El año pasado escribí un artículo sobre  los huevos de oca para darlos a conocer ya que no se venden en cualquier supermercado, hay que dirigirse a mercados especializados para encontrarlos aunque cada vez es más fácil encontrarlos.

Buceando por interent localicé los Huevos de Ocas del Duratón que tienen puntos de venta en distintas ciudades españoles y por internet te los envían sin problema.

En mi último viaje a Madrid me acerqué al Mercado de Chamartín en la calle Potosí y pude comprarlos.

Coincidió que en el Salón del Gourmet en uno de los stands que tenía la marca comercial Sabor a Málaga me regalaron un sobre de Paleta de Jamón de Jabugo cortado a mano Dehesa de los Monteros y entonces ya tuve claro que con sólo esos dos ingredientes de primera calidad podría preparar algo sencillo pero exquisito!! y así fue el resultado para chuparse los dedos como se dice coloquialmente.

Ingredientes

Explicación de la receta

  • Necesitamos una sartén  de tamaño medio antiadherente y la ponemos a fuego medio con aceite de oliva virgen extra.
  • Partimos la cáscara del huevo con cuidado y lo volcamos en un recipiente.
  • El huevo lo volcamos en la sartén con cuidado y comprobamos que el aceite no esté demasiado caliente porque se hará la clara en un momento y la yema se quedará cruda.
  • Ayudándose de una espumadera ir echando aceite poco a poco por encima del huevo para que se vaya cuajando de 2 a 3 minutos aproximadamente.
  • Cuando empiece a ponerse la yema de huevo con una ligera capa fina blanca entonces podemos apagar el fuego y retirar de la sartén.
  • Cortar la tosta de pan que vayamos a utilizar  y si es de nuestro gusto tostarla previamente.
  • Colocar las tiras de jamón encima del huevo para que con su propio calor el jamón saque su jugo.
  • Rallar la trufa negra y espolvorearla por encima del huevo.
  • Servir sobre la marcha antes de que se enfríe.

Recomendaciones

  • Si eres un poco experto en la cocina puedes utilizar una técnica que utilizan Chefs de reconocido prestigio que consiste en separar la yema de la clara, batir ligeramente ésta última y frirla por separado al gusto con o sin puntilla.
  • Posteriormente se fríe o cuece la yema tenuemente para darle algo de color y servirla luego superpuesta sobre la clara.
  • Otra técnica si tienes mucha láctica sería freír el huevo entero sin aceite en una sartén de telón o cerámica y darle la vuelta al aire para hacerla por el otro lado.
  • La consistencia del huevo de oca admite esta práctica y nos da la posibilidad de disfrutar del huevo en su plenitud sin sabores añadidos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *