JÚZCAR, PUEBLO DE CASTAÑAS Y PITUFOS

JÚZCAR, EL PUEBLO AZUL DE LOS PITUFOS

Júzcar, es un pueblo que se localiza en los mapas en el Alto del Genal en plena Serranía de Ronda donde predomina un paisaje de castañales y pinares.

Es un pueblo ahora llamado «Júzcar, el pueblo azul de los Pitufos» le cambió la vida el día que la multinacional SONY lo eligió como municipio para prmocionar el estreno de una de sus últimas películas de aquel año : LOS PITUFOS 2 en 3D hace ya tres años.

Poco más de 200 vecinos aprobaron pintar sus 175 casas que eran blancas en azul, el cementerio, el ayuntamiento e incluso la iglesia con el color de los pitufos y los  9.000 kilos de pintura que les facilitó la multinacional.

Fueron los propios vecinos los que pintaron casa por casa de azul y además uno de los dueños y Chef del  Hotel  Restaurante El Bandolero, www.hotelbandolero.com, Iván Sastre formado en Le Cordon Bleu London que además es un artista, pintó uno a uno cada pitufo que aparece en las paredes del pueblo que puedes disfrutar cuando vas dando un paseo.

A partir de ese momento la vida del pueblo cambió sin vuelta atrás, pasó de ser un pequeño pueblo que visitaban turistas interesados principalmente por el turismo rural y el senderismo a un pueblo que recibe turistas atraídos por ver el único «Pueblo Pitufo» del mundo.

Con la promoción de la película,  Júzcar recorrió los medios de comunicación de todo el mundo, ahora llegan turistas de Kuwait, Rusia, China, Inglaterra, Alemania, Francia etc. desde que Sony puso los ojos en el pueblo ya  lo han visitado más de 230.000 personas.

Una vez que terminó la promoción de la película podían volver al color blanco de sus  casas según habían firmado en el contrato con la empresa Sony, sin embargo han visto el filón publicitario, turístico y económico que podía significar para el pueblo que sigue azul.

En Júzcar prácticamente  no hay paro, se han creado varios negocios relacionados con los pitufos dirigido tanto a mayores como  niños, así como incrementado los negocios de restauración y alojamiento.

Pero no todo son Pitufos en Júzcar, los paisajes son impresionantes, el año pasado en el mes de noviembre fue la primera vez que conocimos el pueblo y el paisaje era incluso más bonito que el que disfrutamos ayer, colores más rojizos, el suelo lleno de hojas, un montón de castañas y setas.

Hay una semana al año en el mes de noviembre  que se celebra «el fin de semana de las setas» donde el pueblo se llena de gente (más de 5.000 personas en la última edición) y sino reservas con antelación es difícil sentarte a comer, se celebra  un concurso entre los visitantes que acuden a recoger las setas con cestas, es todo un espectáculo, parece un pequeño mercadillo pero únicamente de setas, los restaurantes ofrecen platos especiales cocinados con setas y realizan actividades que giran alrededor de este producto.

La primera visita  a Júzcar nos llevó a que aterrizáramos a comer en el Restaurante el Bandolero a la entrada del pueblo, un negocio familiar que trabaja el producto de temporada y recuerdo haber tomado unas verdinas con setas de las mejores que he comido fuera de Asturias.

Al finalizar  aquella comida pudimos charlar con el Chef  Iván Sastre, comentándole que no era muy común encontrar Verdinas  (legumbre típica asturiana) en la carta de un Restaurante en Andalucía, y que siendo asturiana me hacía mucha ilusión, me confesó su atracción por la gastronomía asturiana y que es asiduo a las compras por internet de estos productos y  allí surgió una química culinaria.

El blog Sabor y Gastronomia no existía pero algo me decía que guardara su tarjeta, de eso ha pasado ya casi un año y ayer cuando me vió me dice «tu cara me suena»! y con una sonrisa le dije te acuerdas de las verdinas asturianas? así comenzó una pequeña charla en su cocina que ya hice mía haciendo fotos a diestro y siniestro según emplataban unos platos con una presentación impecable y que podéis ver en la galería de imágenes.[

Y por último le llega el turno a las castañas, comienza ahora en octubre  la campaña de recogida y los pueblos del Valle del Genal incluído el pueblo de  Júzcar se empiezan a llenar de jornaleros y también particulares en busca del preciado fruto «la castaña».

Una vez en el campo toca comprobar cómo están los erizos, este año parece que la castaña está muy retrasada y le llaman castaña «tempranera» que tiene que ser sacada del erizo y aunque llevan guantes a pares, las púas logran atravesarlos con facilidad.

Júzcar, un pueblo de la Serranía de Ronda para visitar en octubre  en el que pasar un fin de semana en plena naturaleza y degustando productos de la tierra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *